15/01/2014

Diseño sostenible: La mejor respuesta es hacernos preguntas

HOY ES EL DÍA - Diseño Sostenible: La mejor respuesta es hacer preguntas

¿Qué diferencia al diseño sostenible de aquel que no lo es? La respuesta es simple y a la vez compleja. Tal y como explica Joaquim Viñolas Marlet en su libro Diseño Ecológico, “entendemos por ‘sostenibilidad’ aquel desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las suyas”. Es decir, el diseño ecológico es una actitud ante nuestro mundo, y en consecuencia, ante la forma de entender nuestra profesión y metodología que hace diferente cada proyecto que abordemos.

Diseño sostenible es lo que algunos han denominado “Smart design” o “diseño inteligente”. Mirar siempre más allá y hacernos preguntas para considerar el mejor camino para comunicar eficazmente el mensaje de nuestros clientes al mismo tiempo que garantizamos el menor impacto sobre el medioambiente y la sociedad.

Consideraciones sobre el proyecto:

El punto de partida debe tener en cuenta el proyecto en si. Son muchos los debates abiertos sobre la ética en el diseño gráfico y la capacidad de decisión de los profesionales para elegir trabajar o no para un cliente o temática concretos.

  1. ¿Es el producto o servicio totalmente beneficioso o podría ser dañino de alguna manera?
  2. ¿Estoy en contra de los valores de la compañía o cliente?
  3. ¿Está el cliente dispuesto a trabajar según una metodología sostenible?

Sobre la producción:

Elegir el mejor formato para transmitir el mensaje utilizando el menor número de recursos es fundamental:

  1. ¿La mejor opción para llegar al público objetivo es una pieza impresa?
  2. ¿Podría ser sustituida por un documento digital, radiofónico o televisivo?
  3. ¿Qué otros recursos serán necesarios para producir esta pieza?
  4. ¿Es este formato el más adecuado para aprovechar el material elegido? Por ejemplo, aprovechar el pliego de papel en imprenta.
  5. ¿Es necesario que sea así de grande?
  6. ¿Es posible utilizar menos materiales?
  7. ¿Podemos utilizar materiales reciclables?
  8. ¿Podemos emplear materiales reciclados?
  9. ¿Se puede reutilizar?
  10. ¿Podría servir para diversas funciones?
  11. ¿Se puede reciclar?
  12. ¿Es fácil reciclarlo?

Sobre los productores:

No podemos mirar solo hacia nosotros mismos, debemos garantizar los mismos parámetros de calidad y sostenibilidad en nuestros proveedores y colaboradores. Y además, podemos apoyar a la industria y la economía local al mismo tiempo que reducimos el impacto debido a la logística:

  1. ¿Se les trata de manera justa y se les recompensa como se debe?
  2. ¿Garantizan todos los derechos de sus empleados?
  3. ¿Cuál es su nivel de contaminación y su nivel de emisión de gases por COV (Compuestos orgánicos volátiles)?
  4. ¿Poseen programas de reciclaje y reducción de recursos?
  5. ¿Qué hacen con sus excedentes?
  6. ¿Posee sellos de garantía en sus productos: reciclado, emisión de gases, recursos…?
  7. ¿A qué distancia se encuentran? ¿Qué logística es necesaria para hacernos llegar su trabajo?
  8. ¿Se produce en nuestro país o comunidad?

Sobre el mensaje:

Cómo lo decimos es tan importante como qué decimos. Cuando realizamos un proyecto de diseño estamos pensando en enviar un mensaje a la sociedad y debemos actuar con responsabilidad.

  1. ¿Está el mensaje relacionado con el producto o servicio?
  2. ¿Puede resultar ofensivo para algún sector de la sociedad?
  3. ¿Proporcionamos toda la información necesaria para la comprensión del servicio o producto?
  4. ¿Es accesible para todos los ciudadanos?
  5. ¿Podemos utilizar el mensaje para ayudar o transmitir mensajes positivos?

Consideraciones sobre el papel y la impresión:

Los trabajos impresos suponen un gran impacto en recursos por lo que debemos prestar especial atención tanto en la elección del material como en los métodos de impresión.

  1. ¿Viene el papel de plantaciones certificadas?
  2. ¿Está libre de Chlorine-bleached fibres?
  3. ¿La impresión utiliza tintas tóxicas o contaminantes?
  4. ¿Necesitaremos pegamentos o barnices?
  5. ¿Podemos eliminar del proyecto tintas metálicas o fluorescentes?
  6. ¿Podemos utilizar papel uncoated o tintas vegetales?

Todas estas y muchas más preguntas que surgirán en cada proyecto concreto nos ayudarán a garantizar que cada trabajo está empleando el menor número de recursos posible y que ha sido tratado con la mayor responsabilidad.

Poner atención a cada decisión tomada desde el inicio hasta el final de cada proyecto requiere tiempo y dedicación, pero los resultados merecen la pena.

Comparte para que llegue a más gente

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *