27/01/2014

Diseño sostenible: Principios básicos sobre el papel y el cartón

HoyEsElDia - Diseño sostenible: Principios básicos sobre el papel y el cartón

Es evidente que el papel más sostenible es el que no se utiliza. Por este motivo, como ya vimos en el artículo anterior La mejor respuesta es hacernos preguntas, debemos cuestionarnos siempre si es necesario. Si la respuesta el SI, la elección adecuada del mismo determinará el impacto que tendrá nuestro diseño en términos de sostenibilidad.

En general, el papel/cartón es considerado un papel saludable, ya que procede de una materia prima natural, renovable, biodegradable, reciclable y de baja intensidad energética1. Sin embargo, en el ciclo de vida del mismo juegan numerosos factores. Por ello, sin entrar a profundizar, hoy vamos a enumerar algunos puntos que conviene tener en cuenta a la hora de elegirlo correctamente.

Recursos Forestales Sostenibles

La mala gestión de las plantaciones y la sobreexplotación de los recursos forestales está provocando serios problemas medioambientales. Por un lado, la deforestación conlleva efectos devastadores para nuestro ecosistema. Por otro, la biodiversidad está viéndose seriamente dañada por favorecerse la plantación de determinadas especies, más rentables por su rápido crecimiento.

Para asegurarnos de elegir un papel que respeta las normas esenciales de una gestión forestal ambientalmente apropiada, socialmente beneficiosa y económicamente viable2, disponemos de la certificación FSC, que controla tanto la gestión forestal como la cadena de custodia y la procedencia de la madera.

Además, debemos asegurarnos de que el papel es Ancient Timber Old Growth Fiber Free, es decir, que no contiene elementos procedentes de bosques antiguos, entendiéndose éstos como aquellos que han alcanzado gran edad sin ninguna perturbación significativa y por lo tanto presentan unas características ecológicas únicas.

Tree-Free

Aunque la mayor parte del papel se obtiene de la celulosa de la madera, éste puede extraerse de cualquier fuente vegetal. Así, los papeles tree-free están realizados con residuos agrícolas – como paja, caña de azúcar o restos de algodón- o fibras agrícolas – provenientes de cosechas específicas para la fabricación de papel como bambu, kenaf o cáñamo.

Libre de Cloro

Durante el proceso de fabricación del papel y sus diferentes acabados se emplean determinadas sustancias y procesos que pueden resultar más o menos perjudiciales para el medioambiente.  En la creación de la pasta de papel, la impermeabilización, los procesos antihongos y bacterias, el blanqueamiento, etc., se utilizan unos u otros según el fabricante.

El proceso que más atención recibe es el sistema de blanqueado, históricamente realizado con cloro, uno de los principales agentes destructores de la capa de ozono. Actualmente se pueden encontrar papeles distribuidos en cuatro categorías según su utilización de cloro:

–   Elemental Chlorine: Proceso de blanqueado químico que emplea gas de cloro. Es altamente contaminante.

–   Elemental Chlorine Free – ECF: Proceso que utiliza derivados del cloro, principalmente dióxido de cloro. Recomendado únicamente cuando no hay otra alternativa posible.

–   Totally Chlorine Free – TCF: Utiliza únicamente procesos de blanqueado sin cloro, como oxígeno, peróxido u ozono. Se considera una buena opción.

–   Process Chlorine Free – PCF: Utiliza procesos totalmente libre de cloro e incluye contenido reciclado también libre de cloro. Es considerado la mejor opción.

Papel Reciclado

El proceso de producción del papel reciclado es prácticamente igual al del papel virgen, no obstante, elimina del proceso las fases de extracción de madera u otras fibras, el transporte de las mismas y la fase de separación entre la celulosa y la lignina, un proceso que requiere un alto consumo de agua y energía.

Además, el sistema de reciclado es fundamental para la sostenibilidad. Así, entre sus principales ventajas encontramos la reducción de la tala de árboles, el ahorro energético y de agua, la disminución de los desechos en los vertederos y la reducción de emisiones contaminantes atmosféricos y efluentes.

En definitiva, la correcta elección del papel debe atender a todo el proceso, siendo el papel ideal aquel proveniente de papel reciclado, que fue previamente fabricado a partir de recursos controlados, que no utiliza cloro ni otras sustancias contaminantes en su fabricación, y que puede ser reciclado de nuevo tras su uso. Pero sobre todo, hay que utilizar el sentido común. Utilizar papel sostenible traído de la otra parte del mundo, deja de ser sostenible.

 

 

1. Joaquim Viñolas Marlet, Diseño Ecológico. Barcelona, Ed. Blume, 2005. Pág. 24. ISBN 84-95939-08-8
2. Forest Stewardship Council España. http://es.fsc.org [Consultado 22-01-2014].
3. Conservatree. http://www.conservatree.org [Consultado 20-01-2014].

Comparte para que llegue a más gente

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *