04/10/2016

El diseño ético como nuevo modelo para la profesión

Todos los participantes en el Encuentro

El pasado 22 y 23 de septiembre tuvo lugar en Málaga el 4º Encuentro Nacional de Asociaciones de Diseño. Dos días donde diseñadores de toda España nos reunimos para tratar temas que nos interesan como profesionales y sobre los que podemos trabajar conjuntamente.

Compartir experiencias y casos de éxito que se han producido en los diferentes puntos del país, debatir ideas y propuestas para mejorar la profesión en diferentes ámbitos, trabajar en conjunto sobre nuevas vías de innovación… todo ello se dio en Málaga alrededor de seis mesas de trabajo que esperamos sean el inicio de futuros avances.

Personalmente tuve la oportunidad de participar en la mesa de trabajo “Manual de Buenas Prácticas y Código Deontológico” coordinada por Uqui Permui y en la que colaboraron también Santiago Blanc, Rodolfo Fernández, Francisco del Campo, Jesús Ángel Alonso, Xavi Calvo, Toni Mañach, Carlos Martín, David Gopar, Esteban Zamora, Esther Muñoz y Abel de Benito.
Equipo trabajando en el código para el diseño ético

 

Durante los dos días trabajamos para definir como debía ser un buen Código Ético para los profesionales del diseño en España. ¿A qué estamos dispuestos a comprometernos como profesionales? ¿Cómo podemos ayudar a mejorar la sociedad y el mundo en el que vivimos? ¿Somos conscientes del impacto que generamos con nuestro trabajo tanto a nivel económico como social y medioambiental?

En Hoy es el día sabemos que no podemos eludir esta responsabilidad y llevamos años analizando y trabajando para que el diseño ético y sostenible sea una realidad cada vez más extendida. Por este motivo, nos gustaría compartir los resultados obtenidos en estas jornadas, que son solo el inicio de un trabajo vivo que tenemos todavía por delante como colectivo profesional.

Estos dos días sirvieron para lanzar un primer:

 

 Decálogo ético para la práctica del diseño

 

1. Respetaré la profesión del diseño y nunca realizaré acciones que puedan perjudicarla. Mantendré un comportamiento responsable y coherente con el papel que el diseño desempeña como generador y transmisor de valores éticos y culturales. Tratando de promover impactos positivos

2. No trabajaré gratis, ni por debajo de nuestros costes, teniendo en cuenta con ello la legalidad laboral. Ni participaré en convocatorias de trabajos especulativos.

3. No practicaré la competencia desleal

4. No perpetuaré estereotipos como la discriminación de las minorías, el machismo, la desigualdad social, ni discriminaré por motivos religiosos, de edad, ni por tener diferentes capacidades u orientaciones sexuales.

5. Aplicaré el diseño universal, inclusivo y accesible.

6. Respetaré el medio ambiente y el ecosistema. Promoveré y fomentaré la economía local trabajando con proveedores cercanos

7. Velaré por los derechos de autor y de explotación. Y no permitiré que se desvalorice mi trabajo.

8. Velaré por los derechos del trabajo que utilice de terceros (software, tipografía, fotografía, ilustraciones…)

9. Procuraré los conocimientos adecuados, y mantendré en todo momento el interés por actualizarlos

10. Transmitiré estos valores a los futuros profesionales

 

Nosotros nos comprometemos a cumplir cada uno de los 10 puntos, ¿y tú?

¿Cómo creéis que podemos seguir mejorando este código ético? Recordad que se trata de un trabajo colaborativo que en el futuro podrá servir para que todos los profesionales puedan comprometerse como profesionales. Ahora es el momento de aportar la visión personal de cada uno para que el resultado sea de la mejor calidad posible.

Comparte para que llegue a más gente

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

También te puede interesar