07/09/2015

Materiales sostenibles: Cueros de procedencia vegetal

Materiales para el diseño sostenible: Cueros vegetales

Cuero vegetal de látex o caucho

 

Presentado en la Eco-92 —la primera Conferencia Mundial de Medio Ambiente celebrada en 1992—, el cuero vegetal es una mezcla de algodón y látex (caucho), obtenido de la savia de los árboles. Su extracción no precisa talarlos por lo que se mantiene intacto el ecosistema del que procede.

El cuero vegetal se consigue mezclando el látex obtenido con tintes naturales y untándolo sobre una tela de algodón bien tensa. Es una técnica muy antigua propia de las comunidades de la selva amazónica que llevan años realizándolo de forma artesanal. Ahora es conocido por su nombre comercial “Treetap” y tiene una gran aceptación por ser ligero, impermeable, lavable y muy resistente.

El cuero vegetal “Treetap” se puede conseguir gracias al proyecto Amazon Life. Este proyecto, nacido de la necesidad de sus propios habitantes de preservar la Amazonia amenazada por la deforestación, ha permitido además revitalizar el oficio de los recolectores de caucho y de los artesanos del cuero vegetal.

Más información sobre Treetap y la obtención de materias primas de la selva amazónica que no comprometen la biodiversidad de los territorios ni la vida y cultura de sus ciudadanos: http://www.amazonlife.com/english.php

Materiales para el diseño sostenible: Cuero vegetal de látex o caucho

 

Cuero de frutas

 

El cuero de frutas es una materia muy novedosa en proceso de investigación. Los integrantes del proyecto son: Hugo de Boon, Aron Hotting, Koen Meerkerk, Maaike Schoonen, Bart Schram, y Miloy Snoeijers, estudiantes universitarios de la Willem de Kooning Academie.

Este grupo de estudiantes holandeses se han inspirado en las técnicas culinarias empleadas para la elaboración del caramelo rígido con el objetivo de convertir la pulpa de la fruta en cuero. La investigación ha dado como resultado cueros de diferentes texturas, colores y resistencias dependiendo de las frutas empleadas y está creando un gran interés en la industria. De hecho, ya son muchas las empresas que se han puesto en contacto con ellos para desarrollar sus productos.

Este material resulta de gran interés en cuanto a la sostenibilidad ya que incide en un mensaje de vital importancia de que la comida no es basura y promueve la conciencia sobre la cantidad de comida que tiramos cada día en el mundo. Miles de kilos de frutas son desechadas directamente por estar demasiado maduras o por tener un aspecto no apto para su venta.

Materiales para el diseño sostenible: Cuero vegetal de frutas

 

Piñatex

 

Dentro de los proyectos de investigación relacionados con la creación de cuero de frutas encontramos Piñatex, una iniciativa nacida de Dr Carmen Hinojosa que está teniendo una gran aceptación entre los fabricantes de productos textiles.

Se trata de un material textil similar al cuero procedente exclusivamente de las hojas de las piñas. Es pues un material totalmente vegetal, desarrollado bajo los principios de la economía circular. Las hojas empleadas para su fabricación provienen de los desechos de la industria agrícola ya existente, que hasta ahora no se estaban aprovechando.

Piñatex es un cuero vegetal ligero, flexible, duradero y transpirable pensado para sustituir al cuero animal en su uso para la confección de calzado, accesorios, ropa y tapizados.

Fotografía de la industria agrícola de la que procede Piñatex y una mochila fabricada con este material

 

Cuero vegetal de té verde y azúcar

 

La diseñadora de moda Suzanne Lee lleva años investigando el cultivo de tejidos utilizando la misma receta que se emplea para hacer kombucha, una receta milenaria que se prepara con té azucarado fermentado mediante microorganismos. Su proyecto se llama Biocouture, y como ella misma explica en una charla TEDx, se trata de una simbiosis de bacterias, levadura y otros microorganismos que producen celulosa en un proceso de fermentación. Con este cultivo obtienen una gruesa capa (90% agua) que al secarse se convierte en algo parecido a una lámina de cuero vegetal flexible que puede ser cortado o cosido de la forma habitual. Además, se puede utilizar el material cuando todavía está húmedo para darle forma tridimensional.

Al tratarse de un material orgánico se han propuesto no utilizar químicos para su coloración. En su lugar, emplean diversos métodos como la oxidación ferrosa, el añil (que además lo convierte en anti-microbiano) y los tintes provenientes de frutas y verduras para obtener diferentes acabados.

El único problema que ha encontrado en este proceso es que el material resultante absorbe el agua, haciendo que las prendas lleguen a pesar hasta 100 veces más al mojarse. Por este motivo, las investigaciones de Suzanne se centran en hacerlo impermeable.

Su proyecto textil fue incluido en el “The Top 50 Best Inventions of 2010” de Time Magazine.

3 ejemplos de chaquetas con diferentes acabados: oxidación, añil y tinte de frutas

 

¿Quieres saber más sobre Materiales Sostenibles? Visita nuestro directorio completo de materiales sostenibles para diseñadores.

Comparte para que llegue a más gente

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *