22/07/2016

Plagio by Zara, o la falta de ética sobre el diseño

Plagio by Zara. Demasiado parecido para ser original

Estos días está siendo noticia —afortunadamente, ya que no siempre consigue la consideración mediática que merece— un nuevo caso de plagio de Zara, en esta ocasión a los diseños de Tuesday Bassen, artista independiente de Estados Unidos que denunció su caso públicamente a través de Twitter el pasado 19 de Julio. Un caso que pone sobre la mesa 3 consideraciones que desde Hoy es el día nos merecen ser destacadas:

1. La falta de ética empresarial en las grandes corporaciones
2. La falta de respeto hacia el diseño y los diseñadores como profesionales
3. La total impunidad social a la que se enfrentan las compañías no éticas

 

En el diseño ético responsable no cabe el plagio

 

La falta de ética de Inditex, la firma propiedad de Amancio Ortega, respecto a la consideración que reciben los profesionales del diseño es notoria. Los casos de plagio que acompañan a la empresa y sus filiales como Zara, Mango, Bershka, Pull & Bear, Stradivarious, etc. son numerosos y se extienden durante más de una década.

Junto a Tuesday Bassen, los diseñadores Adam J. Kurtz, Strawberry Moth, Bananna Bones, Coucou Suzette, Georgia Perry, Mokuyobi, Ivonna Buenrostro, Explorer’s Press, Maria Ines Gul, Gabriella Sanchez, Sara M. Lyons, Big Bud Press, Michael R. Heck, Will Bryant, Crywolf Clothing, These Are Things y Rosehound Apparel se han unido este mismo mes para reivindicar sus obras en shoparttheft.com, una plataforma que ellos mismos han creado para denunciar el plagio sufrido en las colecciones de Verano 2016 de Inditex e intentar vender sus obras originales.

Mosaico de casos de plagio llevados a cabo por Inditex en 2016

Pero no son un caso aislado. En 2008 la estudiante de diseño Rocío Cañero descubrió en una de las tiendas de la firma de ropa como sus dibujos aparecían en las nuevas camisetas sin previo aviso. En 2011 fueron varias blogueras de moda quienes denunciaron que sus fotografías habían sido utilizadas para ilustrar otras camisetas, también sin su consentimiento. En 2015 la denuncia pública llegó de la mano de Jaime Lara, director general y fundador de Malababa, al descubrir que sus bolsos estaban siendo copiados por Inditex de forma ilegal.

 

La impunidad del plagio

 

Así, queda claramente de manifiesto que el plagio es una estrategia empresarial más para empresas como Inditex, donde la falta total de respeto hacia el diseño y los diseñadores como profesionales es un simple mecanismo de venta. Los artistas, por su parte, solo pueden ver como una gran corporación se aprovecha de su trabajo de forma fraudulenta y como el plagio se convierte en una lucha de David contra Goliat.

Hasta ahora la firma había respondido a las acusaciones de plagio con ligeras disculpas y culpabilizando siempre a sus proveedores externos, sobre quien volcaba cualquier responsabilidad para poder lavarse las manos fácilmente. En esta ocasión, sin embargo, la prepotencia ha llegado un paso más allá al responder a la artista Tuesday Bassen prácticamente que ella era una gota en un mar que ellos dominan, por lo que su batalla está perdida antes de comenzar. (Ver respuesta original)

Inditex sabe que una artista como ella no tiene potencial económico para hacer frente a demandas judiciales y juega esa baza con total descaro. Mientras tanto, sus mecanismos de marketing siguen en marcha y utilizan estrategias de greenwashing para enmascarar este y cualquier otro escándalo y seguir adelante sin mancharse.

Plagio by Zara. Fotografías de blogueras en camisetas Inditex

Lo peor. Que hasta ahora tienen razón. Sus ventas nunca se han visto afectadas por escándalos de plagio o de cualquier otro tipo. Pero los diseñadores que trabajan para ellos tampoco se han levantado para defender los derechos de autor de sus colegas, a los que plagian sin miramientos. Es más, las blogueras de moda, iguales o parecidas a las que sufrieron el plagio de sus fotografías, nos enseñan en sus blogs como imitar looks de prestigiosos diseñadores con artículos low cost obtenidos en muchos casos de tiendas Inditex ¿De donde creen que salen estos diseños “tan parecidos”?

La originalidad no está valorada. Y la ética tiene pocos seguidores.

Desde Hoy es el día queremos dar todo nuestro apoyo a Tuesday Bassen y el resto de artistas que luchan cada día como profesionales. Creemos firmemente en el diseño sostenible, y como decimos siempre, éste solo funciona cuando se atienden sus tres pilares fundamentales: medio ambiente, sociedad y economía. El plagio atenta contra dos de ellos de forma flagrante.

Comparte para que llegue a más gente

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

También te puede interesar