Diseño web inclusivo. La verdadera importancia de la etiqueta «alt» - Hoy es el Día
Estudio de diseño gráfico sostenible en Alicante. Especialistas en creación de marca e identidad corporativa, packaging y diseño web desde una perspectiva ética.
diseño gráfico, Alicante, sostenible, identidad corporativa, logotipo, web, marca, branding, packaging
23290
post-template-default,single,single-post,postid-23290,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-4.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive

Diseño web inclusivo. La verdadera importancia de la etiqueta «alt»

Cuando abordamos un proyecto de diseño web nos encontramos con la posibilidad de rellenar varias etiquetas relativas a las imágenes que utilizamos en nuestro diseño con el fin de aportar información complementaria a la propia imagen. Entre ellas se encuentra la etiqueta «alt» — de alternate text o texto alternativo — cuya función es describir la imagen cuando esta no puede ser visualizada, de forma que su contenido no se pierda y la comprensión total de la página no se vea afectada. ¿Cuál es entonces la estrategia más adecuada para completar correctamente una etiqueta «alt»?

La etiqueta “alt” y su relación con el posicionamiento SEO

 

Durante mucho tiempo la etiqueta «alt» ha sido totalmente olvidada y en la mayoría de los casos la descripción quedaba directamente vacía. ¿Quién se va a dar cuenta si esto no se ve? Pero todo cambió al hacerse patente la importancia de ésta en el posicionamiento SEO de cualquier proyecto online. Estar adecuadamente posicionados en los resultados de los principales buscadores se ha convertido en un hecho de vital importancia. ¡Si no estás en la primera página de Google, no existes!, y dentro de la locura de los algoritmos de este buscador, la etiqueta «alt»” resulta ser un dato que puede ayudarnos a escalar puestos en la lista de resultados.

Por este motivo, la gran mayoría de las recomendaciones (por no decir todas) para escribir una “buena” etiqueta «alt» pasan por llenarla de keywords o palabras clave que sirvan a los buscadores para posicionar nuestra imagen —y en consecuencia, nuestro diseño web— de la forma que necesitamos estratégicamente. De esta forma, la mayoría de las personas que utilizan la etiqueta «alt» lo hacen pensando únicamente en esto: en ser leídos por un robot que captará las palabras clave y le reportará una mejora en su posicionamiento SEO.

Diseño web inclusivo o cuando la etiqueta «alt» realmente importa

 

Como hemos explicado con anterioridad, la etiqueta «alt» es útil cuando una imagen no puede visualizarse, ya sea por motivos técnicos o sensoriales. Es decir, puede que la imagen no se cargue, puede que nuestro dispositivo no la muestre, etc., pero también puede que nosotros mismos no seamos capaces de verla por diversos motivos: demasiado pequeña para nuestras capacidades visuales, deficiencias visuales leves o severas, como el daltonismo, la miopía o la ceguera, etc.

De hecho, las personas con graves deficiencias visuales o completamente ciegas navegan por internet a través del contenido escrito, ya sean los propios textos visibles en la página web, los enlaces o las etiquetas que asignamos a las imágenes, que son leídos por sus lectores de pantalla. Estos lectores de pantalla, a través de diferentes aplicaciones, utilizan un sintetizador de voz que lee el contenido de lo que se visualiza en la pantalla. De esta forma, describir adecuadamente el contenido de las imágenes se convierte en la única forma que este colectivo tiene de acceder a la información que queremos transmitir con ellas.

 

Diseño inclusivo, diseñar para todos

Gráfico visualizando la amplitud del target si pensamos en las personas con diferentes capacidades frente a observar solo las personas con nuestras mismas capacidades

Cuando diseñamos es muy fácil dejarnos llevar por la idea de que toda nuestra audiencia es igual que nosotros, con nuestras mismas capacidades técnicas, cognitivas y sensoriales. Por este motivo, olvidamos abrir el espectro de nuestro diseño para que sea accesible a cuántas más personas mejor, que es la única forma de hacer de nuestro trabajo un diseño (web o no) inclusivo.

Se habla mucho de la democratización de la información a través de internet, pero esta solo será real si hacemos un esfuerzo por garantizar su acceso a todas las personas, ampliando nuestro radio de acción todo lo que nos sea posible. ¿Podrán las personas con daltonismo entender mi gráfico? ¿Puede estar interesada una persona con deficiencias visuales en el contenido de mi página? ¿Querrá comprar una persona mayor en mi tienda online? ¿Podría una persona que no disponga de una conexión a internet de alta velocidad acceder al contenido de mi diseño?

Un diseño inclusivo es aquel que es igualmente accesible para todas las personas, sin importar sus capacidades. Y si todas las personas pueden acceder a él, nosotros también podremos. Así, un diseño inclusivo será siempre un mejor diseño para todos. ¿no crees?

También te puede interesar...

Mari Carmen Estevan

hola@hoyeseldia.es

Licenciada en Bellas Artes y Digital Media. Diseñadora gráfica e investigadora. Responsable y fundadora de HOY ES EL DÍA.

2 Comments
  • Ale Narvaja

    23/03/2018 at 10:41 Responder

    Una etiqueta importantísima, siempre que esté bien usada. Hay ciertas imágenes que no requieren una etiqueta alt, pero la realidad es que se usa poco y nada. Otra cosa esencial es poder navegar la web con la tecla TAB, para quien tenga problemas en usar un mouse. Muchas veces el orden de navegación está mal realizado, o incluso hay elementos por los que no se hace foco. Y el foco! Otro tema importantísimo que muchos diseñadores evitan usar, pero que es esencial en accesibilidad. Que se pueda ver qué elemento está seleccionado en todo momento.

    En fin, que hay mucho por hacer, y creo que algo importantísimo es enseñar y mostrar ejemplos a la gente de cómo ayuda utilizar estas cosas. Ya que muchas veces sucede por desconocimiento.

    Saludos!

    • Mari Carmen Estevan

      23/03/2018 at 11:01 Responder

      Gracias por tu comentario Ale. Los desarrolladores y los diseñadores debemos trabajar de la mano para que los proyectos webs sean consistentes e inclusivos, tanto en lo que se ve, como en lo que no se ve.

Post a Comment