25/04/2021

Lenguaje inclusivo para marcas responsables

Lenguaje inclusivo para marcas responsables

Cuando hablamos de diseño gráfico sostenible es inevitable pensar, en un primer lugar, en la parte visual de la comunicación. Pero aunque nuestra identidad visual sea importante, esta puede verse menoscabada si no es coherente con nuestra identidad verbal. Las palabras son fundamentales a la hora de activar una marca, y el lenguaje inclusivo puede marcar la diferencia en tu identidad verbal si quieres apostar por una comunicación responsable acorde a valores como el respeto o la igualdad.

Por este motivo, para la realización de este artículo hemos contado con la colaboración especial de Olga Pérez, traductora y correctora de textos especializada en tecnología, marketing, economía y medioambiente.

Después de analizar por qué es importante implementar el lenguaje inclusivo en tu marca, Olga nos mostrará algunos ejemplos y trucos fáciles para empezar a aplicarlo desde este mismo instante. Una visión práctica y sencilla alejada de incorrecciones ortográficas (como «todes», «tod@s» o «todxs») o desdoblamientos innecesarios (p. ej. «todos y todas») que pueden hacer compleja la comprensión de nuestros textos.

Por qué es importante utilizar el lenguaje inclusivo si quieres crear impacto positivo en la sociedad a través de tu marca

1. Nos permite representar de forma natural la diversidad

En general, se considera lenguaje inclusivo aquel que evita la discriminación de la mujer. Por este motivo forma parte de las recomendaciones para el diseño con perspectiva de género. Sin embargo, el potencial del lenguaje inclusivo va mucho más allá, dado que trasciende la comunicación tradicional occidental, centrada en el hombre blanco heterosexual, al utilizar un lenguaje genérico en el que la sociedad en su conjunto, en toda su diversidad, puede sentirse representada y visibilizada. Por este motivo, desde Hoy es el día defendemos su uso con una perspectiva más amplia, que integre a cualquier minoría que pueda sentirse discriminada por el uso del lenguaje tradicional: personas con discapacidad, minorías étnicas o raciales, colectivo LGTBI+, etc. 

2. Ayuda a construir un mundo más igualitario

A pesar de que hay voces que defienden que el lenguaje es simplemente el reflejo del uso que de él hacen quienes lo hablan –lo que les convierte en críticos con el lenguaje inclusivo–, lo cierto es que su potencial va mucho más allá de esta visión reduccionista.

Como poco, el lenguaje es reflejo de la sociedad tal y como es en este momento: en su mayoría discriminatoria y machista. Pero además, tiene la capacidad de ayudar a definir otra realidad a través de la construcción de un nuevo imaginario colectivo. Así, si el lenguaje inclusivo nos ayuda a representar la diversidad de forma natural, esta diversidad se abrirá paso a la realidad con mayor facilidad. 

El lenguaje evoluciona constantemente, y si no fuese así, a día de hoy tendríamos dificultades para comunicarnos porque no tendríamos las herramientas necesarias para hacerlo de acuerdo a la realidad que vivimos. El lenguaje inclusivo es, por lo tanto, una consecuencia lógica de una sociedad que camina hacia la igualdad, y sin él, no podríamos representarla tal y como queremos que sea: inclusiva, diversa e igualitaria.

3. Te convierte en una marca responsable y comprometida

¿Quieres esperar a que el mundo cambie o quieres ayudar a que el cambio tenga lugar? Si quieres convertirte en una marca responsable y comprometida y en tu estrategia de marca se reflejan valores como la igualdad, el compromiso o la diversidad, estos deben reflejarse de forma visual y verbal en todas las áreas de actuación de tu marca. 

Como hemos visto, el lenguaje inclusivo nos ayuda a mostrar la realidad que queremos y por la que trabajamos, aquella que se define en nuestra misión y visión de marca. De esta forma, si eres una marca que apuesta por aplicar mejoras de forma activa, el lenguaje inclusivo se convierte en una herramienta fundamental para tu comunicación. Además, te mostrará como una marca comprometida que se adelanta a las exigencias legales o académicas en defensa de su ideal.

(Si no tienes una plataforma de marca pensada desde la sostenibilidad y la responsabilidad, contacta con nosotras para ayudarte a conseguirlo).

Cómo puedo utilizar el lenguaje inclusivo en mi comunicación de marca

Sabemos que, en ocasiones, introducir el lenguaje inclusivo en nuestros textos y comunicación de marca puede parecer una tarea ardua que nos abruma. Y, aunque siempre puedes contar con profesionales que te ayuden a abordarlo de forma precisa, hoy queremos mostraros algunos ejemplos y trucos para evitar los errores más comunes.

1. Ejemplos de lenguaje no inclusivo y formas de evitarlo:

EJEMPLO 1

Problema: Esta publicidad destinada al público infantil no utiliza el lenguaje inclusivo y, además, hace un mal uso de las mayúsculas.

Solución: Se podría optar por alguna alternativa inclusiva, como:

  • Un desayuno para atletas.
  • Un desayuno de atletas.
  • El desayuno de quienes no paran.

EJEMPLO 2

Problema: El menú de esta tienda en línea de productos para el hogar y este libro de costura contienen un ejemplo de lenguaje no inclusivo muy generalizado: «hazlo tú mismo» como traducción de DIY («do it yourself» en inglés).

Solución: Algunas alternativas inclusivas serían:

  • Hazlo tú.
  • Hazlo con tus propias manos.
  • Hazlo en casa.
  • Hazlo en tu propia casa.

EJEMPLO 3

Problema: La página web del Museo Nacional del Prado nos invita a ir «¿solo o acompañado?», haciendo uso de un lenguaje no inclusivo.

Solución: En este ejemplo, es necesario modificar un poco el mensaje para evitar el masculino genérico. Algunas alternativas con lenguaje inclusivo podrían ser:

  • ¿Una o más personas? Puedes venir con más gente. […] inclusive quien guía.
  • ¿Una o más personas? Puedes venir en compañía. […] incluida la persona que guía.

2. Ejemplos de buenas prácticas en el uso del lenguaje inclusivo:

EJEMPLO 1

En lugar de utilizar el habitual «bienvenido» u optar por el desdoblamiento «bienvenido/a», esta plataforma profesional nos recibe haciendo uso del lenguaje inclusivo de forma que cualquier persona se siente incluida y representada de forma natural:

Fuente: LinkedIn

EJEMPLO 2

Entre los usos del lenguaje inclusivo, cada vez cobra más fuerza el uso del femenino genérico cuando el grupo al que se hace referencia cuenta con una mayoría femenina, aunque aún no esté registrado en la Gramática académica, como explican desde la Fundeu en este artículo. Ejemplo de ello es este titular, que hace referencia a un grupo de investigadoras del que también forma parte un investigador:

Fuente: 20 minutos

EJEMPLO 3

El tour de entrada de FacileThings, diseñado por Hoy es el día, ha sido redactado con lenguaje inclusivo para dar continuidad a su nuevo sistema de ilustraciones que muestra personajes de rasgos neutros y diversos a través de toda la aplicación.

Fuente: FacileThings

Suscríbete a nuestra newsletter

Comparte para que llegue a más gente

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *