RECOPILATORIO DE MATERIALES SOSTENIBLES

Bioplásticos y corchos

Los bioplásticos son plásticos de origen natural producidos por un organismo vivo o sintetizado a partir de fuentes de energía renovables. El origen de los bioplásticos se remonta al año 1926, cuando científicos del Instituto Pasteur de Francia lograron producir poliéster a partir de una bacteria. Sin embargo, es en las últimas décadas cuando se está valorando realmente la necesidad de elaborar bioplásticos a partir de materias primas naturales renovables que puedan ayudar a frenar el impacto negativo de la fabricación de plásticos derivados de fuentes fósiles no renovables como el petróleo o el gas.

Los plásticos de origen no vegetal categorizados como biodegradables se descomponen en microplásticos provocando la contaminación del agua y de los ecosistemas terrestres y acuáticos. Además, su origen siguen siendo fuentes fósiles no renovables.

Los bioplásticos poseen tres características fundamentales:

1. Son biobasados: también conocidos como biogenerados o biooriginados, es decir, que se producen, total o parcialmente, a partir de compuestos biológicos vivos o renovables de procedencia animal o vegetal.

2. Son biodegradables: pueden descomponerse debido a la acción de agentes biológicos, como plantas, animales, microorganismos y hongos, de forma natural.

3. Son compostables: pueden biodegradarse por acción microbiológica en un corto período de tiempo y sin dejar residuos.